Retour Obligaciones en materia de prevención en una frutería, con o sin trabajadores
   

Obligaciones en materia de prevención en una frutería, con o sin trabajadores

Date d'affichage: 22/02/2013

CONSULTA Soy un autónomo que tiene una frutería. Actualmente no tengo trabajadores a mi cargo, pero me estoy planteando la opción de contratar a una persona. ¿Tengo alguna obligación en materia de prevención de riesgos laborales? RESPUESTA En primer lugar, resulta necesario aclarar que la respuesta que aquí se plantea hace únicamente referencia a la legislación de Prevención de Riesgos Laborales, sin perjuicio de otra normativa que pudieran resultar de aplicación en materia Laboral o de Seguridad Social. La Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales no resulta de aplicación a los trabajadores autónomos que no tengan trabajadores a su cargo, sin perjuicio de ciertos derechos y obligaciones establecidos en la propia norma. La principal de estas obligaciones es la de cooperación. Según el artículo 8.3 de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo, cuando en un mismo centro de trabajo desarrollen actividades trabajadores autónomos y trabajadores de otra u otras empresas, así como cuando los trabajadores autónomos ejecuten su actividad profesional en los locales o centros de trabajo de las empresas para las que presten servicios, serán de aplicación para todos ellos los deberes de cooperación, información e instrucción previstos en los apartados 1 y 2 del artículo 24 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales. En caso de que un autónomo contrate algún trabajador, pasaría a considerarse una empresa, y por lo tanto resultará de aplicación la mencionada Ley de Prevención de Riesgos Laborales y toda su normativa de desarrollo. Se establece el deber del empresario de proteger a los trabajadores frente a los riesgos laborales. Por lo tanto, será necesario que el empresario establezca una de las modalidades de desarrollo de las actividades preventivas que se indican en el Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención, que son las siguientes: 1 - Asunción personal por el empresario: El empresario podrá desarrollar personalmente la actividad de prevención, con excepción de la vigilancia de la salud de los trabajadores, cuando concurran las siguientes circunstancias: Que se trate de empresa de hasta diez trabajadores. Que las actividades desarrolladas en la empresa no estén incluidas en el Anexo I. Que desarrolle de forma habitual su actividad profesional en el centro de trabajo. Que tenga la capacidad correspondiente a las funciones preventivas que va a desarrollar, de acuerdo con lo establecido en el capítulo VI. Para el caso planteado, parece claro que se cumplen las tres primeras condiciones. Por lo tanto, será necesario que el empresario cuente con la formación correspondiente. Para la mayoría de actividades a desarrollar en una frutería, esta formación puede ser la de nivel básico (30 horas de duración), según el artículo 35 del mencionado RD 39/1997. Para estas empresas de hasta 10 trabajadores, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, con la colaboración de todas las Comunidades Autónomas, ha puesto en marcha un nuevo servicio gratuito de Asesoramiento Público al empresario en materia de Prevención de Riesgos Laborales (Prevencion10.es). En este portal se puede encontrar una herramienta de autoevaluación de los riesgos laborales específicos de tiendas de frutas y hortalizas. La vigilancia de la salud de los trabajadores contratados, así como aquellas actividades que el empresario no pueda asumir, la tendrá que llevar a cabo un Servicio de Prevención Ajeno. 2 ¿ Trabajador designado: El empresario podrá designar a uno o varios trabajadores para ocuparse de la actividad preventiva en la empresa. Este trabajador designado deberá contar con la formación correspondiente. Para la mayoría de actividades a desarrollar en una frutería, esta formación puede ser la de nivel básico (30 horas de duración). Las actividades preventivas para cuya realización no resulte suficiente la designación de un trabajador, deberán ser desarrolladas a través de un Servicio de Prevención Ajeno. De la misma manera que en el caso anterior, la vigilancia de la salud de los trabajadores contratados, la tendrá que llevar a cabo un Servicio de Prevención Ajeno. 3 ¿ Contratación de un Servicio de Prevención Ajeno: En el caso de que no sean suficientes o adecuadas las opciones anteriores, se deberá contratar un Servicio de Prevención Ajeno. 4 ¿ Servicio de Prevención Propio: Esta opción no parece adecuada para el caso planteado. En el marco de la organización preventiva elegida, se deberá elaborar y mantener actualizada la siguiente documentación: Plan de prevención de riesgos laborales, evaluación de los riesgos y planificación de la actividad preventiva. CONCLUSIONES - Si un autónomo contrata a un trabajador, adquiere determinadas obligaciones relativas a la prevención de riesgos laborales de dicho trabajador, y resultará de aplicación la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. - En ese caso, deberá establecer una de las modalidades de desarrollo de las actividades preventivas que marca la normativa: Asunción personal por el empresario (si cuenta con la formación requerida), trabajadores designados (si cuentan con la formación requerida) o contratación de un Servicio de Prevención Ajeno. - En el marco de la organización preventiva elegida, se deberá elaborar y mantener actualizada la siguiente documentación: Plan de prevención de riesgos laborales, evaluación de los riesgos y planificación de la actividad preventiva. - En todo caso, deberá recurrir a un Servicio de Prevención Ajeno para que asuma la Vigilancia de la Salud de los trabajadores. NOTA: El criterio expuesto es de carácter informativo y, por tanto, sin efecto vinculante, toda vez que la competencia para interpretar y aplicar las disposiciones jurídicas en caso de conflicto corresponde a los órganos jurisdiccionales.