Contenido:

Y que pasó, aprendamos

Display Date: 20/11/2018

Y que pasó, aprendamos


La reducción de la siniestralidad laboral no es una tarea sencilla, por ello todas las instituciones implicadas: administración, empresas y sindicatos emplean todos los instrumentos a su alcance para lograr ese objetivo.

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales contempla la obligación de "notificar por escrito a la Autoridad Laboral los daños para la salud de los trabajadores a su servicio,...", y es en la Orden 16/12/87 en la que se establecen modelos para esa notificación. De la correcta notificación y del posterior análisis de accidentes e incidentes se pueden derivar acciones preventivas, fundamentales en la reducción de la siniestralidad.

Así, los accidentes e incidentes son una fuente de información primordial que, tras la correspondiente investigación permiten conocer las causas y efectuar las correcciones. Además, su tratamiento estadístico permite conocer los principales factores de riesgo en la empresa o en el sector, y así orientar las acciones preventivas destinadas a eliminar, reducir o controlar estos factores de riesgo.

Las fichas que se presentan son resultado de la investigación de accidentes de especial gravedad. Con su presentación se pretende contribuir a un mejor conocimiento de situaciones graves, así como las medidas correctoras aplicadas en cada caso.

 

Anexos: